Pájaros de cuenta


Descubren unas financiaciones poco claras y por lo visto de dudosa legalidad y comienzan las previsibles negaciones de las evidencias. Sospechan de cobros bajo manta bien ensobrados y niega tales manejos,  la misma persona que se ufanaba hace poco más de un rato de haber terminado con esos poco éticos pagos. Se alababa la gestión de un personaje, evasor de fondos por otro lado, con prebendas y despacho en sede de partido, cuando ya no tenía responsabilidades en él, y hoy se le considera poco menos que la bicha en casa de calé, personaje que le resulta poco menos que incomodísimo, cuando parece revolverse ante un siniestro y de mocosa entonación verbal ministro, cuando este avisó que “la regularización no evita la responsabilidad procesal”… eso trajo esto otro...

Yo no fuí. Yo no sabía. A mí que me lo demuestren. Otros tal vez yo no. Todos sabían pero a mi no me avisaron. Pongo la mano en el fuego por fulano. Nosotros tenemos la patente de honradez. Declaramos de forma jurada que somos la leche de honrados. Que nos demuestren en nuestras declaraciones de Hacienda, que cobramos de cuentas en negro. Uy… chiste fácil, NO podían ser en negro, pues los billetes de 500€ son de color rosa… Etcétera, etcétera…  

Bueno solo me resta decir; El que tenga la conciencia limpia y la memoria sin los achaques del Alzheimer… que tire la primera piedra. Así todos contentos (me refiero a los políticos), al resto que nos vayan dando…

Este es mi país y así se lo cuento, pues así me enteré yo.