Córdoba la sultana

Lo veo y no me lo creo. Bueno sí… pues en este enrevesado país y para no desmerecer, casi nada es lo que parece. Viene a cuento esta entradilla por el follón organizado en Córdoba por el grupo de islamistas que pretendían orar sus rezos en el interior de la mezquita. Cuando en este dividido mundo, la diversidad de culturas unido a la obcecación, la falta de voluntades y la ceguera, ante las evidencias. El desprecio por lo contrario y el papanatismo ególatra, no producen nada más que enfrentamientos y rencores, resulta evidente el fracaso de las intenciones de algunos por pacificar los ánimos, cuando no se sientan las bases de la convivencia.
Olvidar la historia, o recordarla de forma mezquina. Azuzar odios, pretendiendo ser los únicos poseedores de la “verdad” o las verdades, demuestran la incapacidad o la falta de voluntad. Una ocasión y lugar para el entendimiento, ha sido una vez más despreciado. Parece que el ejemplo de la mal llamada, convivencia toledana, no sirve en este país de autonomías enfrentadas. Claro está, si entre nosotros nos tiramos de los pelos, ¿que peinado podemos hacer, en cabeza “ajena”?…
Estado, Iglesia Católica, Islam, Emigración… son varios intereses y encontrados entre ellos. El cacareado Encuentro entre Culturas, demuestra la vaciedad de las palabras ante los hechos. Seamos o sean un poco serios señores, los “dioses” se estarán quedando de piedra al ver este desmadre. No nos extrañe que luego, les dé a algunos por utilizar esa “piedra” para hacerse algún ídolo. PL






Noticia:Altercado en la mezquita de Córdoba al impedirse orar a unos musulmanes.La Iglesia católica sólo permite rezar a un dios, el suyo, en la mezquita de Córdoba, convertida en catedral en el año 1236. Un grupo de turistas austriacos de una organización musulmana trató de orar allí el pasado miércoles; fueron reprendidos por los guardias de seguridad, que, ante la actitud violenta de dos de ellos, alertaron a la policía. Los agentes fueron recibidos con amenazas, según consta en la denuncia policial; dos resultaron heridos leves en un forcejeo. Dos turistas fueron detenidos; uno portaba un arma blanca, que no trató de usar.

Ayer declararon ante el juez, que ha prorrogado hasta hoy su detención. Hay otros seis miembros del grupo imputados por desorden público. El Obispado de Córdoba emitió un comunicado el miércoles en el que acusaba al grupo de 118 turistas de "provocar de manera organizada un reprobable episodio de violencia". La Junta Islámica lamentó el incidente, pero insistió en que se debe permitir el culto compartido. Uno de los turistas señaló ayer a Efe que sólo la mitad del grupo se puso a rezar, y sin intención de "herir los sentimientos cristianos".
MANUEL J. ALBERT - Córdoba - 02/04/2010